Algo que Leer: Dollanganger III - Si hubiera Espinas

dijous, 9 d’octubre de 2014

Título: Dollanganger III: Si hubiera Espinas [Dollanganger III: If there be Thorns]
Autor: V. C. Andrews
Idioma original: Inglés
País: EUA
Editorial: Random House Mondadori
Primera Edición: 1981
Número de páginas: 412 pág.
Género: Drama, Romántica
ISBN: 9878497596749

Sinopsis:

“Tercera entrega de la saga de los Dollanganger, Si hubiera Espinas narra la historia de los hijos de Cathy, quien, junto con su hermano Chris, lucha denodadamente por encontrar la felicidad. Sin embargo, el oscuro pasado familiar que les persigue se obstina en convertir el futuro de sus hijos en una pesadilla recurrente…”

Algo que decir:
Si hubiera Espinas es la tercera parte de la célebre saga de los Dollanganger, precedido por Flores en el Ático y Pétalos al Viento.
Narrado, ésta vez, por los hijos de Catherine en capítulos alternos: el apuesto y hábil Jory, hijo de Julián, y el desobediente y torpe Bart, nacido de la relación ilícita entre Cathy y quien fuera el segundo marido de su madre, Bartholomew Winslow.
Aparentemente vencidos todos los obstáculos, Cathy y Chris comenzaban al finalizar Pétalos al Viento una nueva vida como pareja, apartados de miradas indiscretas y amparados por la firme promesa de criar a sus hijos sin la sombra de la maldad que pesó sobre ellos.
Desgraciadamente, su oscuro pasado se resiste a desvanecerse y sus hijos, los hijos de Cathy, no tardarán en verse atrapados en la red de mentiras e intrigas que lenta pero inexorablemente se devana alrededor de la figura de sus padres.

Un poco igual que con la anterior entrega de la saga, leyendo Si hubiera Espinas he tenido la constante impresión de que no me gustaba, no me convencía su contenido… pero de todos modos no era capaz de dejar de leer. Creo que es importante diferenciar dos clases de libros, en éste caso: los que te gustan, y los que te enganchan. Un libro puede no gustarte demasiado, o incluso no gustarte en absoluto, y aún así conseguir mantenerte pegada a sus páginas; que es lo que me ha ocurrido con éste. Es posible que ya comentara con anterioridad, que la primera entrega de la saga me gustó mucho, si no tanto en la forma de estar narrada sí como historia, y que de algún modo tomé mucho cariño a sus personajes, que es en realidad lo que me ha impulsado a seguir leyendo una vez finalizada, a mi parecer, lo que debiera ser la historia en el sentido más estricto de la palabra. Con la segunda entrega, Pétalos al Viento, tuve cierta sensación de desencanto, pues aunque sentía curiosidad por saber cómo seguía la vida de Cathy, Chris y especialmente de Carrie, quien me inspiraba un cariño especial, a medida que la trama se desenvolvía en lugar de alimentar mis ilusiones éstas eran dilapidadas; la pasividad de Chris me sacaba de mis casillas, la forma en que Cathy se empeñaba en depender de los hombres para ejecutar su venganza me hacía perder toda mi simpatía por ella… aunque insisto en decir que sigue siendo un personaje que me gusta, y que la prefiero con sus arranques de locura y paranoias a un Christopher capaz de perdonar y olvidar cualquier cosa a cambio de un abrazo de mamaíta. Con todo, de nuevo, juzgué que el del segundo libro era un buen, BUEN, final para la historia.

Qué más podía ocurrir, pues? Para qué más libros? No lo sé, incluso ahora, habiendo leído ya el siguiente, sigo pensando que la historia debió terminar en aquél momento, con los tres hermanos escapando de Foxworth Hall y la esperanza de una vida mejor pendiendo sobre ellos. Pero nanai, la cosa sigue y se estira como el chicle, y aunque ya me habían dicho que Si hubiera Espinas seguramente no me gustaría demasiado, lo reitero: así es.

No creo que aporte gran cosa más a la trama, en realidad, salvo torturar un poco más a unos personajes ya de por si suficientemente vapuleados. Quienes pensáramos que Cathy, cumplida su venganza, podría descansar y vivir una vida feliz éramos unos ilusos. El hijo que nació de su relación con Bart es poco menos que un pequeño monstruo, muy desagradable, y a medida que leía no podía evitar escandalizarme y pensar que deberían venderlo al peso en el mercado negro de tráfico de órganos. Un poco como ya es costumbre, todo se resume en la saga de los Dollanganger en un “me quiere, no me quiere” o “me quiere más, o menos que”… pero en ésta ocasión la cosa era ya un poco exagerada. Bart es un niño poco agraciado, torpe, enfermizo, desagradable, y muy celoso de su hermano mayor quien es todo lo contrario; de ahí nace todo el problema. Para él nunca, nada, es suficiente: ni las atenciones de su madre, ni el afecto de su padrastro, Chris, ni la camaradería que le prodiga su hermano Jory, de modo que cuando una anciana misteriosa se muda a la casa de al lado y comienza a colmarlo de todo tipo de atenciones (a malcriarlo, diríamos el resto de los mortales) a Bart le cuesta poco dar la patada a su verdadera familia a favor de ésta y de su fanático mayordomo quien, lenta pero inexorablemente, comenzará a llenarle la cabeza de lisonjas religiosas y misóginas, confundiéndolo y convirtiéndolo en un ser todavía más despreciable de lo que ya era.
Se nota, lo sé, que me encanta Bart, a que sí? No, de verdad. No soporto su personaje, es odioso y repulsivo, y a medida que leía me lo tomaba como algo muy personal, y no podía evitar aborrecerlo. Supongo que es parte de la idea, que nadie leerá éste libro y sentirá un cariño excepcional por éste crío horrible, pero confieso que a mí ya me daba rabia antes de volverse loco, lo odié desde la página uno y hasta la última abrigué la esperanza de que encontrara en cualquier momento una muerte gloriosa y cruel de esas que tanto le gustaban a V.C. Andrews, para poder decir “bueno va, al final no era tan malo”.

La pregunta de rigor: recomiendo ésta lectura? Bueno… yo soy de la opinión, que tratándose de sagas siempre es interesante leerlas enteras, aunque no todos sus volúmenes serán siempre del agrado del lector, porque inevitablemente siempre llega un punto cuando las cosas se alargan demasiado en que tienden a flojear; raro es el caso en que esto no ocurra, y os animo a pensar y decirme una saga que os haya gustado entera, toda, de principio a fin y que os parezca que en ninguna de sus entregas deberían haberle hecho un favor al lector y decir: ok, hasta aquí.
Dicho esto. Recomiendo leer la saga entera, sí, pero y aunque me duela decirlo esto es más por postureo lector que por una auténtica convicción. Lo he dicho en repetidas ocasiones y me reafirmo en que la de los Dollanganger nunca debió ser, para mí, una saga. Me quedan dos libros para terminarla (aunque ya sé que el quinto es un poco un punto y aparte, pero da igual…) y todavía abrigo esperanzas de que me hagan cambiar de opinión, pero hasta aquí es la que es.

Para hacer boca:
“…
Le abracé, aunque se tratara de un acto poco varonil. Le quería, y si eso era también poco varonil, la hombría debía valer muy poca cosa.
…”

“…
Por tanto, agradece siempre y aprecia estos dos segundos; aprecia todo lo bueno que puedas encontrar, sea cual fuere su coste.
Mi sonrisa era falsa. Por dentro, estaba realmente deprimido. Sus cínicas palabras de poco me servían.
-¿Ha de ser forzosamente así? –pregunté.
-Jory –dijo, acercando más a mí su cara-, piensa una cosa. Si no existiesen las sombras, ¿cómo podríamos ver la luz del sol?
Sentado en el oscuro despacho, me dejé apaciguar un poco por esa filosofía barata.
-Está bien, comprendo qué quiere usted decir, madame, y, si usted es incapaz de decir que lo siente, lo digo yo.
-Yo también lo siento –murmuró, como si le hubiese herido mi observación.
La abracé con fuerza; habíamos llegado a una especie de compromiso.
…”
 

1 comentaris:

Miyu ha dit...

A mí me pasó lo mismo. No me gustaba mucho porque además no lo narra Cathy, y eso no me gustó XDDDDDDDDD el cuarto creo que me gustó un pelín más (porque vuelve a narrarlo Cathy), pero el quinto me gustó MUCHÍSIMO (porque es una precuela). A mí también me dijeron que el tercero y el cuarto eran caca, pero aunque fueran caca enganchan o__o y ya que la saga te gusta, pues leelos, total XDDDDD. Lo que pasa es que siempre te cuenta cosas NUEVAS, cosas MÁS CHUNGAS XDDDDDDDDDDDDD que dices: HAY MÁS?! MÁS AÚN?! XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD Y SÍ, HAY MÁS XDDD.
Yo te recomiendo leer el cuarto (sobretodo el quinto, que mola mucho), pero si un caso ve intercalándolos con otras lecturas; yo leí el primero y seguidamente el segundo, y luego el tercero, y claro, me saturé XDD leí más cosas y cogí el cuarto (que me costó bastante acabarlo, añado), leí más cosas y me puse con el quinto, y mira, todo bien xDDDDDDD así que sí: Recomiendo leerlos todos, que hoy estoy optimista (??)

Publica un comentari a l'entrada