Algo que Leer: Los Hijos de la Tierra I - El Clan del Oso Cavernario

dimecres, 14 d’agost de 2013


Título: Los Hijos de la Tierra I: El Clan del Oso Cavernario [Earth's Children: The Clan of the Cave Bear]
Autor: Jean M. Auel
Idioma original: Inglés
País: EUA
Editorial: Licencia editorial para Círculo de Lectores por cortesía de la autora.
Primera Edición: 1980
Traducción: Leonor Tejada Conde-Pelayo
Número de páginas: 573 pág
Género: Narrativa, Histórica
ISBN: 9788422644033

Sinopsis:
"Ayla, muchacha del clan, las tradiciones son antiguas. Hemos vivido con ellas durante generaciones, casi desde que el clan existe. No has nacido de nosotros pero eres uno de los nuestros, y debes vivir o morir según nuestras propias costumbres. [...] También el castigo forma parte de nuestras tradiciones. Así vive el clan y no se puede cambiar."

Algo que decir:
El Clan del Oso Cavernario es el primero de una serie de 6 libros, en los cuales se narra no solamente la historia de su protagonista, Ayla, sino que se ilustra de forma perfectamente tangible el proceso de transición durante la evolución de la especie humana: sus hábitos, creencias, habilidades físicas y sociales.

Una pequeña niña cromañón pierde a sus padres durante un terremoto. Desorientada, herida y hambrienta vaga sola hasta caer presa de la fiebre y el agotamiento pero, afortunadamente, es rescatada por Iza, la curandera de un pequeño clan de neandertales que habiendo perdido su cueva también por efecto del terremoto se encuentran viajando en busca de un nuevo lugar donde asentar su campamento. Debido a su privilegiada condición de curandera dentro del clan, Iza es autorizada a cuidar de la niña y, más adelante, gracias a la intervención del tullido brujo del clan, Creb, también le es permitido adoptarla como si se tratara de su propia hija. La pequeña Ayla chocará contra toda clase de muros culturales al intentar integrarse en el clan: en primer lugar, ellos no utilizan el lenguaje verbal sino que se comunican casi exclusivamente gesticulando con sus manos, ¿qué son esos extraños sonidos que se empeña en emitir la niña extraña? Sus costumbres son distintas a las del clan, también su cuerpo y su rostro lo son, haciéndola parecer inevitablemente extraña, indeseable a los ojos de ellos.
Ayla crecerá rodeada del rechazo y el desprecio de una especie que se precipita irremisiblemente a la extinción, cautivada por sus terribles espíritus y dominada por las imposiciones de sus restrictivas costumbres, entre las cuales el papel de la mujer está muy por debajo del de los varones y no hay lugar para una hembra como ella, no solo fea sino también descarada.

Me gustó muchísimo éste libro, aunque es ese tipo de escritura que por naturaleza me cuesta, con descripciones interminables como las del amigo Tolkien... es curioso como Jean M. Auel consigue enganchar al lector con una historia que, sin llegar a ser exactamente aburrida, no cuenta tampoco con una trama delirante o especialmente emocionante. La palabra clave para El Clan del Oso Cavernario es descriptiva: la novela es tremendamente descriptiva, hasta la última hoja de cada árbol, sus usos medicinales, el proceso de curtición de las pieles o el método de trabajar el pedernal... lo describe absolutamente todo, de modo que en parte es la historia de Ayla lo que lee uno, pero en parte es también un simple y llano estudio de la prehistoria extremadamente minucioso y detallado hasta lo imposible.
¿Por qué me gustó, entonces, si no es ningún secreto que a mí eso de la historia en plan riguroso es algo que me cuesta bastante? Pues no lo sé, la verdad, es un misterio para mí también! Me cautivó Ayla, como personaje, porque sin ser la perfecta heroína que tan a menudo nos venden en la literatura o el cine, es una chica muy adelantada a su época, valiente, atrevida y, bueno: es la primera feminista! Sólo por eso ya debería caerme bien, no? Ayla desafía todos los tabúes del clan, sin siquiera pretenderlo y sin un atisbo de maldad, pero lo hace: se trata de algo que forma parte de ella y que, a pesar de todo su esfuerzo, nadie consigue dominar, ni tan solo ella misma.
Yo es una lectura que recomiendo, a sabiendas que a muchos no les gustará, pero ahí queda la cosa... si pudisteis con El Señor de los Anillos (que a mí me pareció un peñazo), podréis con esto.

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
Aunque se esforzaba por imitar el porte sumiso de las mujeres del clan, no tenía sus piernas cortas y arqueadas. Por mucho que tratara de dar pasos cortos, sus piernas, más largas, daban trancos más largos, casi masculinos.
Pero no eran sólo sus piernas largas lo que la hacía diferente. Ayla irradiaba una confianza en sí misma que ninguna mujer del clan sentía nunca. Era cazadora. Ningún hombre del clan era mejor que ella con su arma, y ahora ella lo sabía. No podía fingir sumisión a la gran superioridad masculina puesto que no la sentía. Carecía del compromiso del convencimiento genuino que formaba parte del atractivo de una mujer del clan. Ante los ojos de los hombres, su cuerpo alto y esbelto, carente de todos los atributos femeninos, y su actitud inconsciente de seguridad, le quitaban cualquier mérito a su harto dudosa belleza; Ayla no era sólo fea, carecía además de feminidad.
..."

2 comentaris:

Saysa ha dit...

Me costó horrores terminar ese libro, por lo que has dicho de tener descripciones interminables, son en esos momentos cuando quise tirar el libro por la ventana y olvidarme de él, pero al final me conseguí esforzar en acabarlo y casi me dan ganas de leer el segundo, pero creo que esperaré si decido hacerlo.

Misha_usa ha dit...

Te entiendo xDDDD Yo he leído ya el segundo y el tercero y, bueno, me han gustado pero claro, la historia es muuuy distinta del primero... para mi gusto se centra demasiado en cosas que, personalmente, importan poco :/ El primero me gustó más, se me hizo más ameno.

Publica un comentari a l'entrada