Algo que Leer: El Llibre dels Encanteris

dissabte, 8 de setembre de 2012



Título: El Llibre dels Encanteris [The Physic Book of Deliverance Dane]
Autor: Katherine Howe
Idioma original: Inglés
País: EEUU-UK
Editorial: Columna
Primera Edición: 2010
Traducción: Núria Parés Sellarés
Número de páginas: 411
Género: Novela Histórica, Aventuras, Misterio
ISBN: 9788466410649

Sinopsis:  
"L'estudiant de Hardvard Connie Goodwin ha de passar l'estiu fent recerca per a la seva tesi doctoral. Però quan la seva mare li emana que s'encarregui de la venda de la casa abandonada de l'àvia, a prop de Salem, no pot negar-s'hi. A poc a poc, la Connie s'anirà introduint en els misteris de la casa familiar, fins que descobreixi una antiga clau dins d'una bíblia del segle XVII. La clau amaga un trosset grogós de pergamí on hi ha escrit un nom: Deliverance Dane. Aquest descobriment farà que la Connie comenci la recerca de qui era aquesta dona i desenterri un estrany artefacte amb poders especials: les pàgines d'aquest llibre són un magatzem secret de coneixement perdut." 

Y en Castellano:
"Connie es una brillante joven aspirante a profesora de historia de Estados Unidos en la dura y competitiva Universidad de Harvard. El verano que debe destinar a decidir el tema de su tesis doctoral, su madre le pide que vacíe y se encargue de la venta de la deshabitada casa de su abuela, cerca de Salem. Allí, Connie encuentra, oculta dentro de una Biblia, una llave que esconde un papelito dentro con las palabras “Deliverance Dane”. Investiga y descubre que Deliverance fue una de las mujeres acusadas durante la caza de brujas de Salem en 1692 y que tenía un misterioso libro que dejó en herencia a su hija. Connie busca ese antiguo libro, cuyo contenido es dudoso, para escribir la tesis de su Doctorado. Poco después, su novio contrae una misteriosa enfermedad y solamente el libro podrá salvarlo de la muerte. Justo entonces, ella descubre la íntima relación que le une al manuscrito y a las brujas de Salem además de averiguar que ella misma posee inexplicables poderes."  

Algo que decir:
Primera novela de Katherine Howe, cuyas antepasadas Elisabeth Proctor (quien sobreviviera a los juicios) y Elisabeth Howe (quien muriera ahorcada) fueron acusadas y juzgadas por brujería en Salem. Este hecho, primeramente considerado anecdótico dentro de la tradición familiar de Katherine, cala hondo en ella cuando tras varios años trabajando y residiendo en Cambridge se traslada al condado de Essex, Massachussets, y es consciente de cómo el pasado parece seguir muy presente en los pequeños pueblos de Nueva Inglaterra. Esto germinará una reflexión en Katherine quien, durante sus preparación para el examen oral de estudios americanos y de Nueva Inglaterra comenzó a gestar la idea para éste libro; éste es un dato que quedaría a su propia forma plasmado en la historia a través de reflejar su propia figura en la de la protagonista, Constance (Connie), quien en las primeras páginas del relato se concentra también en aprobar su examen oral para doctorarse en historia.
Aún con todo, no serían sus antepasadas Elisabeth Proctor ni Howe aquellas a quienes se ceñiría la historia, si bien son mentadas en ella junto a muchas otras acusadas de los juicios, sino que sería Deliverance Dane, una de las víctimas quizá menos conocidas, la figura alrededor de quién se tejería la trama de El Llibre dels Encanteris.

Entremos en materia ¿Y de qué trata el libro? Como señalaba poco más arriba, la historia empieza presentando a Connie, una estudiante de historia que se dirige a su examen oral de doctorado. Connie es una chica inteligente y perspicaz, con gran talento y tenacidad para el estudio y que aprecia su modo de vida ordenado, aparentemente opuesto al de su madre, Grace, quien se empeñó en criarle en medio de una especie de comuna hippie y reside actualmente en Santa Fe, donde se gana la vida haciendo limpiezas de aura y "ese tipo de cosas tan místicas". Éste es un detalle aparentemente anecdótico, pero tendrá su importancia en el desarrollo de la historia, al constatar que la diferencia entre ambas no es ni mucho menos tan grande como se sugería.
Al finalizar su examen, Connie se sorprende al saber por su compañera de piso que su madre llamó: cree que, quizá, a pesar de sus esperanzas banas de que Grace recordara la fecha de su importantísimo examen a pesar de repetírselo como lo hizo una y mil veces, ésta finalmente decidió llamar para preguntarle cómo había ido y felicitarla por su éxito... pero no, como cabía esperar no fue así. Cuando la telefonea esa misma noche, tras la celebración de rigor de su flagrante aprobado, constata que no era para felicitarla que Grace tenía prisa por hablar con ella, sino para pedirle un recado: resulta que su difunta abuela, sobre la que apenas recuerda nada, tenía una vieja casa en Marblehead, de la que no se ha ocupado nadie desde que ella murió y cuyos impuestos tampoco fueron abonados en todos esos años... Grace quiere que Connie se ocupe de adecentarla lo suficiente para venderla y que pague los impuestos con lo que saque por ella.
No poco decepcionada, Connie se traslada para pasar el verano en la ruinosa casita de Marblehead, pueblo vecino de Salem, pero lloque encontrará supera de mucho sus expectativas. Durante su primera noche en la casa, removiendo los viejos libros de su abuela, descubre una llave escondida en el interior de una biblia del siglo XVII, y mayor es su sorpresa al encontrar, pulcramente enrollado en el interior de ésta, un diminuto retazo de papel amarilleado por el tiempo con un nombre escrito: Deliverance Dane.
Su curiosidad de historiadora nata la impulsará a comenzar una rigurosa investigación para descubrir a quién pertenece ese nombre y, tras dar algunas vueltas, dará con la clave: Deliverance Dane fue una de las mujeres que en 1692 fueran acusadas y juzgadas por brujería en el vecino Salem; una nueva bruja, hasta ahora desconocida, cuyo caso podría arrojar algo de renovadora luz sobre los fatídicos acontecimientos que convirtieron el nombre del pueblo en mito. Debido a la gran trascendencia histórica intrínseca en su hallazgo, Connie ve en él la fuente base perfecta para su tesis doctoral; más aún cuando su floreciente investigación revela la existencia de un libro, transmitido de madres a hijas en la familia de Deliverance, que aparece referenciado en sus actas testamentales bajo distintos apelativos y que, sólo quizás, pudiera tratarse del que sería el primera libro colonial norteamericano hallado que realmente constatara la práctica de brujería como hecho real, más allá de su supósito histórico extraído a partir del testimonio del folclore del lugar. El valor histórico y social que algo así podría tener es... incalculable! Tanto Connie como su más que entusiasmado director de tesis se aferran a la idea como un clavo ardiendo, si bien a medida que la investigación progrese extraños y oscuros hechos comenzarán a suceder a su alrededor, despertando en Connie la impresión de que, quizás, Grace nunca estuvo tan equivocada como ella suponía...

Paralelamente a la trama de Connie, situada en el verano de 1991, Howe intercala capítulos que trazan el marco de las vidas de distintas mujeres de la familia Dane: Deliverance, su hija Mercy, su nieta Prudence... son capítulos intensos que, personalmente, suponen el mayor atractivo de la novela. Así como el grueso del libro habla de las idas y venidas de Connie, a mi parecer despiertan mucho más interés aquellos que se alejan de la versión más academicista de Howe y se centran en contar una historia, donde sus personajes no se pierden entre fechas, nombres y datos, sino que actúan movidos por la mera voluntad de salir adelante en los turbulentos años que enmarcaron los sucesos de los juicios y los que siguieron a continuación.

El Llibre dels Encanteris me pareció un buen libro, de aquellos que se hacen leer rápido y con ganas; bien escrito, con un lenguaje aparentemente sencillo pero rico en sus descripciones, no se va por las ramas al contar su historia, pero te mantiene en todo momento firmemente situado y pone especial esmero en recrear el marco, el lugar y tiempo donde cada fragmento se desarrolla, quizá por una cuestión de estilo, o bien como su particular intento de facilitar al lector el situarse en un espacio-tiempo constantemente cambiante. Contribuye también a ésta función la cabecera fechada y con referencia a la situación geográfica... método que curiosamente se usaba también en el libro que leí y reseñé justo antes de éste: L'Avi de 100 anys que es va escapar per la finestra. Dos libros en apariencia radicalmente distintos pero que, casualmente, en mi caso llegaron juntos y son similares no sólo formalmente sino que se caracterizan también por su preocupación de recrear, con mayor o menor fidelidad, determinados períodos de la historia. Tanto Katherine Howe como Jonas Jonasson destacan por su trabajo de investigación incluso más que por el contenido a nivel de trama... si bien así como en mi reseña sobre L'Avi dels 100 anys que es va escapar por la finestra terminé opinando que no me parecía el tipo de libro que fuera a gustar a todo el mundo, pero creo en cambio que El Llibre dels Encanteris sí podría tener un alcance algo más universal, quizá por cerrarse en torno a un período histórico más reducido y ahondar en él con mayor profundidad, ya que no da por supuesto los conocimientos previos del lector y eso permite que éste se sumerja en la historia de forma gradual y sin sentir que se está perdiendo algo.


Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
La Connie va contenir la respiració, excitada ja abans de començar. El nom de la Prudence no apareixia a l'arxiu fragmentat del litigi de la Mercy Lamson del 1715, però apareixia com a única hereva en el testament legalitzat de la Mercy. Tot i que era ben sabut que els habitants de Nova Anglaterra eren gent alfabetitzada, hi havia molt pocs colons que haguessin deixat res tan explícit com un diari -i encara menys una dona. La Connie es va quedar molt sorpresa quan va trucar al Boston Ateneum i li van revelar que la Prudence Lamson Bartlett tenia un diari, el qual havia trobat un lloc en les seves col·leccions especials. Fins ara la Connie sabia que el llibre de receptes havia passat a mans de la Prudence quan la Mercy va morir, o possiblement abans, però no havia trobat ni el testament ni la legalització de la Prudence. La Connie era conscient que els arxius tan antics sovint eres incomplets o que estaven danyats, però la desaparició de la llista testamentària de la Prudence l'havia deixat abatuda. Va ser una tarda fosca de la setmana anterior, quan la Connie va trucar a la Liz plena de pànic auto compassiu, convençuda que, al capdavall, no seria capaç de trobar el llibre de la Deliverance...." 

Y Traduzco:
"…
Connie contuvo la respiración, excitada ya antes de empezar. El nombre de Prudence no aparecía en el archivo fragmentado del litigio de Mercy Lamson del 1715, pero aparecía como única heredera en el testamento legalizado de Mercy. A pesar que era de dominio público que los habitantes de Nueva Inglaterra eran gente alfabetizada, muy pocos colones dejaron nada tan explícito como un diario -y menos aún una mujer. Connie quedó muy sorprendida cuando tras llamar al Boston Atheneum le revelaron que Prudence Lamson Bartlett tenía un diario, el cual se encontraba entre sus colecciones especiales. Hasta ahora Connie sabía que el libro recetario había pasado a manos de Prudence a la muerte de Mercy, o incluso antes, pero no había dado con su testamento ni legalización. Connie era consciente que los archivos antiguos a menudo eran incompletos o se encontraban dañados, pero la desaparición de la lista testamentaria de Prudence la había dejado abatida. Fue una tarde oscura de la semana anterior, cuando Connie llamó a Liz llena de pánico autocompasivo, convencida que, al fin y al cabo, no sería capaz de dar con el libro de Deliverance...."

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada