Algo que Leer: 1Q84 - Llibres 1 i 2

diumenge, 30 de setembre de 2012



Título: 1Q84 - Llibres 1 i 2 [1Q84 (ichi-kyû-bachi-yon) - Books 1&2]
Autor: Haruki Murakami
Idioma original: Japonés
País: Japón
Editorial: Empúries Narrativa
Primera Edición: 2011
Traducción: Jordi Mas López
Número de páginas: 780
Género: Misterio, Existencialista, Surrealismo
ISBN: 9788497876865

Sinopsis:  
"L'Aomame és una misteriosa jove d'uns trenta anys que assassina maltractadors i que, quan comença la novel·la, està atrapada en un embús, dins d'un taxi, camí de cometre un dels seus homicidis. En una altre escena, en Tengo, un jove escriptor que no ha publicat mai i es guanya la vida fent de professor de matemàtiques, es troba atrapat quan un prestigiós editor li demana que reescrigui l'obra d'una jove promesa. A partir d'aquí, les vides de l'Aomame i en Tengo s’aniran encreuant sense arribar a tocar-se mai, en una novel·la al més pur estil Murakami. Amb el punt just de tendresa i melangia, i plena d'escenes màgiques i personatges inoblidables, desclassats i solitaris, 1Q84 és una novel·la esplèndida i ambiciosa que ens transporta a un Tòquio alternatiu en un any que George Orwell va fer emblemàtic, el1984. La novel·la potser més esperada de l'autor -acollida arreu del món amb gran expectació-, recupera un dels seus grans temes, el de l'enfrontament de l'individu amb la societat i el sistema imperant, i reprodueix un món original, fosc i alhora lluminós, que molts reconeixeran com l'univers narratiu de Haruki Murakami." 

Y en Castellano:
"En japonés, la letra q y el número 9 son homófonos, los dos se pronuncian kyu, de manera que 1Q84 es, sin serlo, 1984, una fecha de ecos orwellianos. Esa variación en la grafía refleja la sutil alteración del mundo en que habitan los personajes de esta novela, que es, también sin serlo, el Japón de 1984. En ese mundo en apariencia normal y reconocible se mueven Aomame, una mujer independiente, instructora en un gimnasio, y Tengo, un profesor de matemáticas. Ambos rondan los treinta años, ambos llevan vidas solitarias y ambos perciben a su modo leves desajustes en su entorno, que los conducirán de manera inexorable a un destino común. Y ambos son más de lo que parecen: la bella Aomame es una asesina; el anodino Tengo, un aspirante a novelista al que su editor ha encargado un trabajo relacionado con La crisálida del aire, una enigmática obra dictada por una esquiva adolescente. Y, como telón de fondo de la historia, el universo de las sectas religiosas, el maltrato y la corrupción, un universo enrarecido que el narrador escarba con precisión orwelliana."  

Algo que decir:
Antes que nada, creo que es un buen punto comentar que no es mi intención con ésta reseña el herir sensibilidades ajenas, de modo que lectores enamorados del estilo Murakami, con todos mis respetos os aconsejo no seguir adelante si tenéis la piel demasiado fina, porque voy a follármelo como quiera a continuación, y no tengo intención de ser piadosa.

El primer punto, y quizás menos significativo, a comentar es que la sinopsis de la edición española es bastante más fiel que la catalana al contenido real del libro. Está bien empezar por ahí, ya que es lo único de lo que me queje a continuación que no es responsabilidad directa del autor.
La sinopsis catalana te pinta de forma muy bonita no sólo una historia donde los personajes parecen ser lo más: una asesina de cabrones maltratadores (la heroína de toda mujer que se precie) y un escritor corrupto, que no suena tan emocionante, pero una se conforma; sino también un marco orwelliano (si hombre sí, claro) descrito maravillosamente con un estilo perfecto y precioso, lleno de contrastes y en el cual toda una suerte de personajes entrañables (¿?) y desclasados (¿huh?) se oponen al sistema. Qué rebeldes!
Por lo menos en la sinopsis española te explican a qué se debe el título, cosa siempre de agradecer, y se dejan de tanta palabrería barata. Sigue siendo algo generosa, a mi parecer, de cara al contenido de la novela, pero por lo menos no promete tantas cosas.

Pasando a cuestiones más interesantes, voy a ir por puntos, porque hay muchas cosas sobre las que comentar y no quisiera dejarme nada! 

1.- Los personajes: Aomame y Tengo. No voy a entrar en el resto de ellos, porque aunque todos tienen sus cosas, me parece innecesario cebarse tanto...
  • Aomame, la chica dura, autosuficiente, la asesina de cabrones maltratadores que nos vendían en la sinopsis... se ha cargado, en total, a 3 tíos mal contados y encima por encargo. Su empleo real es de preparadora física en un club deportivo: es experta en estiramientos, en autodefensa, y en toda una suerte de disciplinas más o menos deportivas y relativas al culto corporal entre las cuales se encuentra también la acupuntura, punto importante ya que asesina a sus víctimas localizando un punto especial en su nuca en el que clava un punzón especial (todo muy especial) para cargárselos sin dejar rastro. Roto el mito de la asesina fría y despiadada, la "bella Aomame" de la que nos hablaban es en realidad una mujer de rasgos tirando a insulsos, con las orejas asimétricas, un rostro más que común que se contorsiona horriblemente cuando efectúa muecas (muecas que no terminamos de entender a santo de qué hace, simplemente están ahí!), excesivamente preocupada por el tamaño y simetría de sus pechos y el estado de su vello púbico... una sex symbol, diría yo (o igual no). Es una mujer de vida sencilla, sin amigos ni aficiones aparentes, suya única distracción puntual es la de salir por ahí a pescar hombres de mediana edad que se estén quedando calvos y follárselos salvajemente, casi nada.
  • Tengo, el hombre del cual no esperábamos nada y que, efectivamente, no decepciona nuestras expectativas. Es un tipo sencillo casi en exceso, que no pide ni espera nada de la vida, sencillamente "va tirando", sin demasiadas distracciones excepto la visita semanal de su amante madurita y casada. Tengo no tiene los problemas de Aomame respecto a su físico: sencillamente se la suda, le da igual si es guapo o feo, si la tiene grande o pequeña; al contrario: es a través de su amante, que parece tener fijación por hacernos notar lo mucho que le gusta la pilila de Tengo, que sabemos que el chico está bien dotado y eso. Él trabaja como profesor de matemáticas en una academia, básicamente porque la viene bien tener tiempo libre y ya le da para vivir cómodamente (que me diga qué academia es, que me voy yo también), pero lo que aparentemente le gusta de verdad es escribir: ha publicado alguna columna en revistas y cosas pequeñas pero no es suficientemente bueno para que ninguna novela suya vea la luz. Sorprendentemente, su editor, que también tiene sus excentricidades, le pide que reescriba la novela que una joven ha presentado para el concurso de nuevos talentos y él, a pesar que ante todo es muy buena persona y tiene una moral admirable, no le hace ningún asco al proyecto y se pone a ello.
2.- Los traumas: tanto Aomame como Tengo tienen su traumas infantiles, que a mí me parecen estúpidos, sobretodo el de Tengo (con perdón, o sin él), pero puede que sea porque yo no me vi en el caso y no puedo identificarme, quien sabe!
Aomame era hija de Testigos de Jehová, lo cual la convirtió en un bicho raro en el colegio durante su infancia. Tengo es huérfano de madre y fue criado por un padre estricto que lo obligaba a acompañarlo cada domingo a hacer la ruta de cobramientos de la televisión por cable.
Ambos rompieron el contacto con su familia a muy temprana edad y se liberaron de sus respectivas obligaciones, pero parece que la cosa los marcó. El caso de Aomame no es tan cansino, no se le recuerda al lector que fue Testigo de Jehová durante su infancia a cada página, pero una se llega a hartar de leer, una y otra vez, que el pobre Tengo no podía salir a jugar o hacer el vago los domingos porque tenía que acompañar a su padre a cobrar la televisión por cable... hasta el punto en que dices "pobrecito, sí, pero ¿es para tanto?".

3.- El sexo: no soporto cómo trata Murakami el tema del sexo. Por un lado las diferencias que señalé poco más arriba: Aomame como mujer tiene que estar obsesionada con su físico, siempre descontenta, y ver el sexo como una vía de escape, mientras que Tengo está completamente despreocupado y, bueno, si folla bien pero si no lo hace en realidad también. A Tengo no le importa nada.
Las descripciones del acto sexual tampoco son de mi agrado: rozan ese punto entre el porno gratuito y el libro de ciencias, expresándose en términos ambiguos que, también, dan siempre infinitamente más detalle sobre la anatomía y reacciones físicas del cuerpo femenino que sobre las del hombre. No por nada, que no hacen falta tantos detalles, pero por lo menos podría ser un poco equitativo!

4.- Las repeticiones: ¿que Aomame tiene los pechos asimétricos? lo leeremos una docena de veces, por capítulo; ¿que a Tengo le gusta la forma de los pechos de Fukaeri? ídem; ¿que existe una secta de gente muy mala malosa? nos lo repetirán hasta el aburrimiento, e incluso más por si se nos olvida; ¿que a alguien le dan una pistola? llegará un punto en que desearemos que nos la hubieran dado a nosotros para matarnos y dejar de leer lo mismo página tras página.
¿La historia de 1Q84? si, es buena (supongo), tiene su chicha, su intriga, aquél punto tan Murakami de "me he terminado el libro y si alguien me preguntara no podría explicarle de qué va exactamente"... pero si algo le sobra son las repeticiones. La historia está dividida en 3 libros, que aquí se editaron de la siguiente forma: un solo volumen para los libros 1 y 2, y otro para el libro 3... si el amigo Murakami se hubiera ahorrado tantas repeticiones, estoy bastante segura de que podría haberlo metido todo en un solo volumen. Yo personalmente se lo hubiera agradecido.

...tengo la firme impresión de que me estoy dejando cosas, y es que hay tantísimos detalles que no me gustaron de éste libro...! Pero lo dejaré ahí, me parece; me queda otro volumen por leer y su respectiva reseña donde terminar de vomitar lo que considere pertinente.
No me lo tomo como algo personal, en cierto modo es culpa mía ya que leí en su día, hace ya años, Kafka en la Orilla y quise matarme de lo lento que era, aparte de que la referencia real kafkiana era bastante... difusa; y aun así cometí el error de comprar esta trilogía convertida en dilogía, atraída por el personaje de Aomame, lo confieso. Siempre me ha enervado esa especie de opinión general de que si no te gustan los autores "aburridos" y descriptivos de más, como Tolkien, o Murakami (que no tienen nada que ver pero sí lo tienen, no sé si me explico) es que no tienes gusto literario... por contra, estoy de acuerdo en que si el primer libro de un autor no te gustó, raramente lo hará el segundo, ni el tercero. No se trata de una cuestión de evolución, el estilo puede mejorar pero nunca dará un giro de 180º, de modo que no merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en amargarse con una lectura que no es de tu agrado cuando podrías estar disfrutando de otra que te resultara infinitamente más placentera.
En definitiva: por supuesto me leeré el tercer libro, porque ya lo tengo en casa y porque me parecería un despropósito haberme tomado la molestia para ahora no conocer el final de la historia, pero no va a ser ni por gusto ni por afición.

Como dato curioso, acá enlazo con la entrevista concedida a la Vanguardia durante Junio del 2011. Aunque leyéndolo así, "tal como es él", simplemente respondiendo a las cuestiones que le plantean sin entrar en sus universos metafísicos literarios, siento algo más de simpatía por su modo de pensar y ver las cosas, me quedo sus declaraciones: "Mi novela, 1Q84, quiere describir todo lo que existe" (así, con dos cojones) y "Tal vez haga un cuarto volumen con Tengo mayor, quién sabe..." (no, por favor!).

Para hacer boca (fragmento extraído de una página al azar):
"…
-¿Un jersei que li marcava els pits?
-Sí, és veritat, ara que ho dius. Se li marcaven força, els pits. Se li veien molt bonics; semblaven nous de trinca, i calentets -va dir en Komatsu-. Escolta, Tengo: se'n parlarà molt, d'aquesta noia, com a jove escriptora prodigi. És molt bonica i, encara que parli d'una manera una mica estrambòtica, es nota que és molt intel·ligent. Sobretot, fa l'efecte de no ser una persona normal i corrent. Jo he vist molts debuts literaris, fins ara, però aquesta noia és especial. I si jo dic que és especial, és que és especial de debò. D'aquí a una setmana serà a les llibreries la revista amb la primera part de Crisàlide d'aire, i m'hi jugo el que vulguis, la mà esquerra i la cama dreta, si cal, que s'esgotarà en tres dies.
..." 

Y Traduzco:
"…
-¿Un jersey que le marcaba los pechos?
-Sí, es verdad, ahora que lo dices. Se le marcaban bastante, los pechos. Se le veían muy bonitos; parecían bien nuevos, y calentitos  -dijo Komatsu-. Escucha, Tengo: se hablará mucho, de esta chica, como joven escritora prodigio. Es muy bonita y, aunque hable de forma un poco extraña, se nota que es muy inteligente. Sobretodo, da la impresión de no ser una persona normal. Yo he visto muchos debuts literarios, hasta ahora, pero esta chica es especial. Y si yo digo que es especial, es que es especial de verdad. En una semana llegará a las librerías la revista con la primera parte de Crisálide de aire, y me apuesto lo que quieras, la mano izquierda y la pierna derecha, si es necesario, que se agotará en tres días.
..."

2 comentaris:

Miyu ha dit...

Antes que nada: Soy super fan de tu reseña XDDDDDDDDDDD me he partido la caja entera XDDD. Soy fan que sigas leyendo a éste señor después de Kafka, eh? Te lo digo xDD.

Misha_usa ha dit...

Sí, creo que tengo un puntito masoquista en algún lado, me lo planteo seriamente xD

Publica un comentari a l'entrada